Por las Alturas

 

El canto sin duda es mi gran pasión pero las aventuras al aire libre siempre han sido parte de mi vida. Hace unos años pasé unos días en Arizona uno de los momentos más increíbles de este recorrido fue escalar el arco Corona. Los paisajes del Gran Cañón son sencillamente inigualables, el contraste entre su tierra rojiza y el brillante cielo azul te llenan de una energía única.

Amaneceres que enamoran y atardeceres de ensueño siempre quedarán grabados en mi memoria en esos días en los que la adrenalina corría por mis venas mientras me balanceaba entre los riscos de esta obra maestra de la naturaleza. Aunque ya no puedo dedicar tantas horas a este deporte siempre vive en mi la pasión por “The Great Outdoors”.